martes, 19 de junio de 2012

ANTECEDENTES DEL FEUDALISMO




INTRODUCCIÓN

Una vez conocidos los orígenes de las dos civilizaciones medievales españolas, vamos a intentar comprender los caracteres y orígenes de la civilización feudal, base de nuestra pregunta.

1. CUESTIONES BÁSICAS

El feudalismo es una civilización de orígenes europeo y base cristiana que se desarrollo en Europa principalmente durante la Edad Media y, con ligeras modificaciones, durante la moderna, y que arranca de la disolución y decadencia de la civilización romana, por una mezcla entre elementos propios de esta cultura y de la germana. Lo más importante de conocer es:
1- el feudo es la unidad básica de producción
2- el origen de estas propiedades reside en los privilegios entregados por los reyes a los nobles (beneficium, donación e inmunidades) como pago a sus servicios.
3- el feudo está constituido por la zona nobiliaria (reserva) y las tierras explotadas por los campesinos, sobre las que el ejerce un poder (manso). Aunque el noble no posea un dominio real, si ejerce un dominio útil, en contraprestación a sus servicios
4- el campesino no se puede desplazar de su tierra, no es libre y debe obedecer a su señor, como si del estado se tratase, por un vínculo personal, no legal (servidumbre).
5- inicialmente agrícola autosuficiente, este modo de producción evoluciona con la reconquista y repoblación hacia el desarrollo de las ciudades, como vía de salida de los excedentes, y por motivo de los fueros, y con la conmutación de la adscripción por contratos de arriendo o censos. Una causa importante de esta evolución es la iglesia, que introducirá en sus monasterios innovaciones técnicas destacadas.
6- el feudo no es solo una unidad económica, en él, el señor ejerce una autoridad, con obediencia a su rey, es un señorío jurisdiccional, cobra impuestos, levanta ejércitos, imparte justicia, etc.


LA  ORGANIZACIÓN POLÍTICA
La justificación del poder es religiosa (uno de los máximos teóricos de esta idea seria Santo Tomas de Aquino), pero su aplicación no responde a normas religiosas, aunque ciertos valores cristianos están claramente presentes en la actuación de los reyes. En Navarra y Aragón la idea se completaba con el concepto de que Dios le había entregado el poder al pueblo y este a al Rey a quien controlaba a través del parlamento (cortes), en el que estaban representados los estamentos). Este aspecto es muy importante, por que ello explica que los reyes occidentales creen estados mas poderosos y centralizados que los orientales. El gobierno central en esta época es débil por tres motivos: - Son sociedades débiles, con pocas necesidades y pocos recursos (hasta el siglo X al menos). - La herencia de descentralización visigoda - Los reyes precisan del apoyo de los nobles, a los que al no poder pagar les compensan con la cesión de autoridad y tierras Por ello el poder central (el rey) tiene un papel meramente coordinador. La mayoría de las funciones de lo que debería ser un estado están en manos de los señores territoriales que lo ejercen libremente con los únicos limites de los códigos tradicionales (consuetudinarios) y el honor y los valores morales de la época. Los distintos señores solo se unen bajo el mandato real en caso de conflicto o peligro. Por lo demás un mundo de feudos aislados y autosuficientes no precisaba de poder aglutinador. La unidad política básica es el feudo o señorío jurisdiccional. Es un territorio en el que un noble, por delegación real, asume y ejerce autoridad judicial, legislativa, administrativa y militar, quedándose con parte de la renta campesina y dominando a la población. Ellos por tanto gobiernan el país a través de sus feudos o territorios.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada